marzo 22 2019 0Comment

¡Todo lo que necesitas para poder cambiarte a tu nuevo hogar!

Cambiarse de casa no es una tarea fácil, al entusiasmo, ansiedad y expectativas de llegar a tu nuevo hogar se le suma un proceso estresante y tenso. Lo mejor es planificar y organizar todo con anticipación.

Para ayudarte en este proceso, a continuación te damos algunos tips que te pueden ayudar a organizarte.

1. Prepara toda la documentación.

Antes de cambiarte, es recomendable tener en una carpeta todos los documentos ordenados tanto de la casa que dejas como de la nueva, ya que durante el cambio los papeles vuelan y puede que no los encuentres cuando los necesites. Nunca está demás tener los recibos, presupuestos, números de teléfonos, inventario, contratos, escritura y salvo conducto en un solo lugar.

Lo más importante es que obtengas el Salvoconducto a tiempo, al menos 2 días antes de la fecha de la mudanza. Para esto debes ir a la notaría más cercana al domicilio del cual te cambias y llevar, si eres arrendatario:

  • Autorización por escrito del propietario de la casa o departamento que estabas ocupando.
  • Fotocopia de Cédula de Identidad del propietario.
  • Fotocopia del contrato de arriendo.
  • Último recibo de pago del arriendo
  • Si se trata de Condominio o Edificio, certificado de la administración de no adeudarse gastos comunes.
  • Últimos Recibos de servicios básicos pagados.

 Si eres propietario sólo debes llevar fotocopia de tu carnet de identidad Copia de la escritura de la propiedad o comprobante de contribuciones a tu nombre.

Recuerda que el salvoconducto se solicita solamente en las notarías, Carabineros de Chile ya no se encuentra facultado para emitir este documento.

 

2. Arma un kit de empaque

Es recomendable armar un kit con todo lo necesario para empacar y desempacar. Puedes incluir tijeras, cortacartón, varias cintas de embalajes de diferentes tamaños, plumones, etiquetas, post-it de distintos colores para clasificar, etc. Lo ideal es que lo mantengas en una caja o bolso para que nada se pierda.

 

3. Conoce tu nuevo barrio

Antes de cambiarte, date una vuelta por tu nuevo barrio. Conoce la mejor ruta para llegar, donde pueden estacionar para la mudanza, ver que negocios y almacenes tienes cerca, y si hay algún delivery para tener una simple y rica cena de bienvenida.

 

4. Si tienes niños consigue una niñera

Las mudanzas son un caos. Entre tanto movimiento de muebles, cajas y de vehículos puede que ocurra algún accidente y tus hijos necesitan estar cuidados. Los  más pequeños no podrán ayudarte ni involucrarse en el cambio y para evitar cualquier situación compleja es mejor que algún pariente, vecino o babysitter se encargue de ellos y así todos estarán más tranquilos.

 

5. Mantén a mano un bolso de viaje

Cuando nos cambiamos de casa lo que menos sabemos, es donde quedaron las cosas. Antes de empezar arma un bolso de viaje con todo lo básico que necesitaras por lo menos para dos días: ropa limpia, toallas, pijama, jabón, cepillo de dientes, etc. También incluye un par de tazas, té, café, galletas y barras de cereales, las cuales necesitarás durante el día de la mudanza.

 

6. En los días previos desocupa el refrigerador

Trata de consumir todo lo que tengas en el refrigerador, ya que cuando te cambies éste deberá estar al menos un día desenchufado.

Lo más simple es que no compras nada refrigerado una semana antes de cambiarte y consume lo que más puedas de lo que tengas congelado, así el día de la mudanza no perderás comida.

 

7. Carga el celular

Suena obvio, pero carga tu celular a tiempo antes del cambio porque de seguro te quedas sin batería a la mitad del día. Además mantén al menos un cargador en tu bolso de viaje o entre las cosas del kit de embalaje

 

8. Arma las camas y a descansar

Ha sido un día ajetreado y tu casa nueva está llena de cajas y bolsas por todos lados. Probablemente hubo más de una pelea en el día, se te perdieron algunas cosas y posiblemente pienses que más de algo se quedó en tu casa antigua.

Una mudanza es estresante pero a la vez es un nuevo desafío, y adaptarse toma tiempo. Te recomendamos armar las camas, pedir algo por delivery, relajarse y a descansar. Mañana será un nuevo día donde podrás reorganizar todo y poner en funcionamiento todo con tiempo. ¡Es hora de disfrutar tu nuevo hogar!