julio 17 2019 0Comment

Los diferentes tipos de piso para tu hogar

Cuando quieres renovar tus espacios realizando reformas más estructurales y funcionales, una de las primeras ideas que se te pueden venir a la mente es cambiar el piso del departamento, ya sea por temas de estética o de funcionalidad. Cuando tomas esta decisión, pueden surgirte las siguientes interrogantes: ¿qué tipo de piso escoger para darle un nuevo aire al piso de tu departamento? ¿Será mejor optar por la calidez que brinda el piso flotante? o ¿es bueno arriesgarse por un piso de cerámica como el gres porcelánico que sean de fácil mantención?

 

Piso Flotante

El piso flotante ha tenido un auge respecto a su uso en departamentos, lo que ha generado una amplia disponibilidad de colores, precio y grosores, haciéndolo parecer como uno de los favoritos a la hora de implementarlo en el hogar.

Este tipo de piso es fácil de instalar y de limpiar y se adhiere fácilmente sobre otras materialidades anteriormente instaladas.  Además, se contrae y dilata cuando la ocasión lo amerita, permitiendo que se conserve en buen estado.

 

Piso Gres Porcelánico

Respecto a los pisos de cerámica, existen dos opciones disponibles en el mercado: el gres y el porcelanato.

El piso gres porcelánico es una de las opciones más requeridas en el mercado, debido a su funcionalidad en cuanto a la limpieza, versatilidad respecto a su uso en baños, cocinas o terrazas, y su resistencia frente a la oscilación térmica. Respecto a su disponibilidad, hoy en día existen variados diseños, incluso algunos que imitan a la madera o al aspecto de piedras. Además, se encuentran en diversos tamaños para satisfacer cualquier tipo de demanda.

Dentro de las ventajas que posee este tipo de piso podemos destacar su durabilidad, es fácil de mantener limpio pues la suciedad no se pega y cada día alcanza precios más asequibles.

 

Porcelanato

Este tipo de cerámica es sumamente resistente a los golpes, es versátil respecto a su lugar de instalación, es fácil de mantener limpia y es durable, resistiendo bien el paso del tiempo. Aunque esto lo hace ideal para exteriores, también es posible instalarlo en interiores, baños y cocina.

La principal ventaja es que es casi 3 veces más resistente que un gres porcelánico, es muy fácil de limpiar y mantener, es ideal para zonas de alto tráfico y actualmente existe una gran variedad de modelos.