abril 06 2018 0Comment

Las 7 razones por las cuales comprar una propiedad sigue siendo una inversión sólida

En los últimos años, la tendencia mundial y el número de personas que compra inmuebles para vivienda ha estado decayendo. Las razones para dicho declive pueden ser muchas y muy variadas, desde culturales hasta económicas.

 

Sin embargo, las inversiones en bienes raíces siempre deben ser de carácter prioritario, y promoverse incansablemente, a pesar de las tendencias. Algunas de las razones más destacables de adquirir una propiedad son:

 

1. Es una inversión para el futuro

 

A diferencia de lo pagado por un arriendo, lo que se invierta en una propiedad se conservará en tu patrimonio. La razón de esto es simple, no estás pagando una contra-prestación a cambio de un servicio (la posibilidad de usar una vivienda), sino adquiriendo un bien.

 

Independientemente de lo que suceda, salvo casos extraordinarios, tu propiedad permanecerá allí siempre, si así lo deseas.

 

2. Garantiza la estabilidad familiar a largo plazo

 

Yéndonos al plano más social, es necesario tomar en cuenta la importancia que tiene una vivienda propia para la estabilidad de uno de los pilares de la sociedad. Una familia con un hogar propio obtiene grandes beneficios desde el punto de vista psicológico y moral, entre los cuales se cuenta el sentimiento de independencia.

 

3. Una mayor seguridad y sentimiento de pertenencia

 

El poder llamar como “tuyo” al lugar donde habites, y tener la plena seguridad de contar con un hogar al cual llegar, ayuda a una mayor seguridad en las personas y a tener más apego al sitio donde habitan.

 

Sin embargo, la realidad es que siempre resultará positivo tener un lugar fijo al cual inexpugnablemente puedas regresar.

 

4. Posibilidad de adaptarla a los gustos y necesidades de cada uno

 

Al tener una vivienda propia, los límites llegan hasta donde las normativas te lo permitan: pintar, decorar, agregar, reacomodar, reemplazar e incluso construir pisos nuevos. Este mar de posibilidades estéticas se reduce al mínimo cuando decides vivir en una vivienda arrendada y que no puede ser modificada, lo que limita tus opciones.

 

5. La constante revalorización de los bienes raíces

 

Al comprar departamentos nuevos o casas, es importante tener presente la zona y la proyección de esta desde el punto de vista comercial, el atractivo habitacional y nuestro presupuesto. El motivo, es que en muchas economías los bienes raíces aumentan de valor rápidamente, pudiendo culminar en una inversión que produzca importantes ganancias a la hora de vender, si es el caso.

 

6. Es una manera eficiente de ahorrar

 

Como se dijo anteriormente, lo que se invierta en adquirir una propiedad, permanece en el patrimonio del comprador. Entre los beneficios de esta característica, podemos encontrar el hecho de que no está sujeto a tantas fluctuaciones negativas, como podría estarlo el dinero líquido.

 

Nuevamente, sí se tomó la mejor decisión a la hora de comprar departamentos nuevos o casas, la posibilidad de que el dinero invertido produzca ganancias es mayor.

 

7. Es el primer paso para constituir un activo amplio y pleno

 

Si nos damos cuenta, en el esquema tradicional del inversor exitoso siempre hay dos elementos fundamentales: comprar o invertir en un negocio y adquirir una vivienda.

 

La razón es simple, el primer paso para construir un activo propio y duradero es que los ingresos obtenidos produzcan frutos, desde el punto de vista de los bienes adquiridos con buena planificación, especialmente los inmuebles.

 

No está demás decir que una de las características más importantes de cualquier persona exitosa, siempre será la posibilidad de ver reflejado dicho éxito en tener cosas de su entera propiedad.