enero 29 2019 0Comment
Loica Chilena, Foto de Ivo Tejeda.

Conociendo a la Loica Chilena

La Loica chilena es considerada de buen augurio para las comunidades indígenas y es posible encontrarla en gran parte de nuestro territorio.

Cuenta la leyenda que un cazador al disparar a una Loica se le reventó la escopeta y cayó al suelo gravemente herido. El ave, al darse cuenta de lo que había pasado, fue a un riachuelo cercano y trajo varias veces agua en su piquito para darle de beber al cazador. Gracias al noble gesto de la loica el hombre se recuperó. En esa acción el ave se manchó de sangre y así quedo para siempre con ese distintivo pecho colorado.

Es por eso que esta pequeña ave, que habita en Chile desde la región de Atacama hasta el sur el extremo sur, se le conoce como un ave sanadora. Según la sabiduría popular Mapuche, la Loica al igual que la Machi trae sus medicinas de las plantas del bosque para sanar.

Existen otros mitos en torno a la procedencia de la mancha roja de la loica. Uno de ellos es el que se cuenta en el campo chileno, donde dicen que su incansable canto revela que la mancha roja de su pecho se debe a una herida causada traicioneramente a mansalva con un cuchillo: “con cuchillo fue, con cuchillo fue”. Otra de las versiones que se cuentan es que durante una pelea por celos con un Chincol se derramó sangre y desde ese momento lleva su pecho teñido de rojo.

La Loica es una de las aves más extendidas y populares de Chile, cuyo ejemplar macho se caracteriza por un llamativo pecho con plumas de un fuerte color rojo. Ave muy común que habita casi todo el territorio nacional hasta los 2000 mts de altura, la Loica suele andar sola, en parejas o bandadas y alimentarse en tierra de semillas e insectos.

El Sector de Santa Elena en Chicureo, tiene una gran fauna silvestre y entre ellas podemos encontrar Loicas que se pueden ver fácilmente cuando hacemos trekking por los senderos o caminamos cerca de la laguna. Actualmente se encuentra catalogada como especie protegida por su beneficio en la mantención del equilibrio de los ecosistemas naturales y está prohibida su caza y captura.

Protejamos esta hermosa ave para que las próximas generaciones sigan disfrutando de su belleza y su canto.